Prepara tu Mente para Jugar al Tenis y Obtén Resultados Maravillosos

Entrenar tu mente antes de iniciar un partido es fundamental para estar fuertes, decididos, positivos, confiados, llenos de energía y listos para toda la acción y la emoción que se viene con el juego. Es imprescindible trabajar la concentración para que el cuerpo también se relaje en momentos de fuerte presión.

No solo basta calentar y hacer actividades físicas para prepararnos, trabajar en el aspecto psicológico antes y durante de la competición es también importante para jugar al tenis. Al realizar técnicas de control emocional en todo momento se ayudarán entre todas las áreas para tener una perspectiva correcta para el duelo, controlando así la energía de forma inteligente.

¡Te damos todos los tips para lograrlo!

No pienses demasiado

Olvídate del marcador, del pasado, del futuro y de a quién te enfrentas. Todas estas situaciones nos hacen perder la concentración y solo perjudicarán tu técnica y tu mente a la hora del juego. Solo disfruta la actividad, recuérdate por qué la amas y deja que fluya desde que te preparas hasta que terminas.

Simplemente JUEGA

Parecido al punto anterior, ¡no analices nada de forma previa! Los únicos puntos que debes analizar son durante las pautas entre puntos o juegos, y lo mejor es acompañarlo con un estudio conductual. Por ejemplo, juega con las cuerdas de tu raqueta mientras las miras para poder automatizar la conducta. A la hora de la acción solo ejecuta la acción sin mucho en mente.

Concéntrate en la pelota

La pelota eres tú, es tu juego, es tu objetivo, sobre todo al momento del impacto porque de ahí dependerá la trayectoria de la misma y por lo tanto, tu puntuación. Focaliza tu atención en la bola para que no falles en tus estrategias.

Refuerza tus éxitos

Reconócete lo que haces bien y felicítate por ello, así te crean loco. Dite a tu mismo “¡VAMOS!”. Cuando una conducta o el resultado de ésta se refuerza de manera positiva como si se tratara de un premio, aumenta significativamente la probabilidad de repetir la conducta y el éxito de la misma.

Aprende de cada uno de tus errores

Si bien en el otro punto te abrazaste a ti mismo por algo bueno, aquí es importantísimo que asumas cuando fallas y busques remediarlo sin juzgarte por ello.

Si cuando cometes un errores tiras la raqueta al suelo con rabia y te dices cosas feas, lo único que estás haciendo es frustrarte y desconcentrarte. Mejor analiza qué te sucedió y visualiza o gestualiza el golpe que debiste haber dado para no fallar. De esta forma el error cometido se transforma en una fuente de aprendizaje para evitarlo en el futuro, además de que le sacarás provecho.

Márcate objetivos claros

Una de las mejores y más funcionales estrategias para alcanzar el estado de concentración de los estímulos en el juego es trazarse objetivos. Por ejemplo, intenta 3 primeros saques de forma seguida o devuelve 3 restos de primer saque. Para cumplirlos, debes tener tu mente despejada, confiar en ti y en tus habilidades y por su puesto estar concentrado en ello.

Practica el “autodiálogo”

En tus próximos juegos háblate positivamente a ti mismo entre punto y punto para autorregularte, reforzar tus técnicas y planificar todo con mayor detenimiento. Evita las autocríticas y no te flageles. Te recomendamos hacer uso de palabras o frases que te crees para alentarte y así tener un impulso mejorado y adicional.

El buen humor es esencial

Al estar alegre y con buen humor tendrás la oportunidad de disfrutar el juego como nunca antes. Tu autodiálogo será positivo, no reaccionarás agresivamente ante las fallas (incluso las críticas) y ningún factor externo ni interno te afectará.

Te sugerimos que hagas movimientos con tu boca a modo de sonrisa para que la configuración muscular de tu cuerpo identifique esta señal como buena, agradable y positiva para segregar sustancias que vayan acorde a tu emoción.

Descubre tu punto de activación ideal

Todos tenemos uno y debemos aprender a conocerlo para controlarlo. Algunas personas se aceleran demasiado, ocasionando bloqueos mentales y empezar un juego con miedo. Realiza un autodiálogo de calma y tranquilidad, y aprende a respirar de forma relajada: inhala y exhala sosteniendo el aire.

Si por el contrario estas corto de activación puedes sentir flojera y tus ganas de jugar no serán las más idóneas. Para este caso necesitarás activarte con un calentamiento que te ayude a aumentar tu tasa cardiaca. Lo importante es que le envíes a tu cerebro señales que le ayuden a segregar la sustancia que estás requiriendo para tener una preparación ideal a la hora de jugar al tenis.

Conocerte es primordial

Por último, conceptualiza la competición como un desafío o un reto sano que vas a disfrutar muchísimo muy a pesar de los resultados. Trabajar en tus habilidades mentales te ayudarán a controlar las motoras y hacer del juego, una práctica saludable. Haz un ritual con todos estos consejos y prepara tus músculos y tu mente en la misma medida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *